Archivo de la categoría: Sueños de cuarentena

Cruzar el charco

Contexto barbijos, guantes,etc. Algo pasaba en el ambiente. Iba a visitar a una amiga. Tenía un sobretodo como abrigo. Había que cruzar un camino o calle con agua, tipo estancada.
Pero cuando pisaba era re profunda, pero cuando estaba ahí el agua se retiraba como cuando el mar se aleja preparando la ola gigante y ahí logro seguir.
Pero me comentan que es que hay como un monstruo sin forma en el agua y que hay que tener cuidado… al final fui como a un airbnb donde me alquilaban un cuarto, en una esquina ventanal, pero era una zona tipo Tigre.
El agua pasaba por debajo del cuarto y me daba miedo a la noche que el monstruo ese apareciera.

El amante acárico

Iba por la calle y a lo lejos sentía que venía hacia mí un ex-amante, me dirigía a él con mucha alegría por el encuentro y cuando me acercaba descubría horrorizada que no tenía cara, entonces (y esta es la parte mas chunga del sueño) intentaba recordar su cara y no era capaz de recordarla, mucha angustia.
Entonces me doy cuenta que es un sueño (estos sueño que eres consciente del sueño creyéndote despierta pero sigues en el sueño) y creyendo que estaba consciente seguía sin recordar su cara, mas angustia aún. Hasta que conseguí despertar de verdad y recordar su cara.

La ducha infinita

Sueño con un nuevo gimnasio, y que tengo un equipo de judo pero podría ser fútbol.
El caso es que nunca hacemos deporte.
Estamos todos duchándonos, cada uno en una cabina individual.
Ni nos vemos apenas.
Solo nos duchamos.
Y cuando salimos, volvemos a ducharnos.

El ritual de la cabra

Soñé que sacaba a mis padres a pasear por el pueblo, ellos estaban como muy mayores y tenía que llevarles de la mano como si fueran niños, y por la noche para no coincidir con mucha gente. Y al pasar por la plaza De la Iglesia veo que hay algunas personas mirando para la iglesia en distintas partes de la plaza y en los balcones, y me doy cuenta de que hay una Cabra en el campanario, y que la quieren tirar. Una especie de fiesta rara. Yo me enfado y les pregunto a mis padres si ellos saben algo, que eso nunca se ha hecho en el pueblo, que por qué lo hacen ahora. Y ellos quieren que lo deje pasar pero yo me pongo a llamar a la policía para impedirlo. Pero antes de que me cojan el teléfono tiran a la Cabra y todos se ponen a festejar. Me he despertado gritando: ¡os voy a denunciar!

El caldo humano

El sueño empieza con un plato de sopa , plato blanco.
Hondo.
Con un líquido amarillo claro en la superficie y al fondo un líquido espeso naranja amarronado.
Pregunto a alguien: ¿qué es?
Sin saber quién es.
Delantal blanco lleva él.
Me dice: “Caldo humano.” Me cuenta que hay caldos más esenciales que otros.
Que hay algunos que tienen más consistencia en el fondo.
Eso es todo.