La ducha infinita

Sueño con un nuevo gimnasio, y que tengo un equipo de judo pero podría ser fútbol.
El caso es que nunca hacemos deporte.
Estamos todos duchándonos, cada uno en una cabina individual.
Ni nos vemos apenas.
Solo nos duchamos.
Y cuando salimos, volvemos a ducharnos.