Montaña rusa

Soñé que viajaba a la luna con una amiga del colegio. Era mi primer viaje como astronauta; ella ya había viajado.
Una vez llegadas, me dice que para volver a la Tierra debemos “tirarnos” hacia abajo, sin paracaídas.
Yo no quería, lloraba y me daba pánico y muchísimo vértigo.
Al final me convenció y me tiré, pero la caída fue muy divertida. El espacio se llenó de color y fue como estar en una montaña rusa.