Reencuentros

Me encuentro en la casa de mis padres.
Bajo las escaleras, entro al comedor y veo a mi madre de espaldas, sentada a la mesa, mirando por la ventana.
Cuando ella nota mi presencia, gira la cabeza y noto que su cara está rara: la mitad se ve y la otra mitad no. Me resulta perturbador.
Imagino que es porque mi madre murió el año pasado y yo no estaba cerca de ella cuando se fue. No sé…