Visitas

Mi sueño es como la cola de muchos sueños que terminan siempre igual: me levanto, en el sueño, porque oigo un ruido de la ventana y cuando descorro las cortinas, me encuentro a una cigüeña apoyada con las patas en la baranda que y la cara aplastada contra el cristal y que me mira y me sonríe.